Sequía

Aunque la sequía es un acontecimiento natural que va y viene, no se puede negar que gran parte de los Estados Unidos se está volviendo más cálido y seco con el tiempo. Partes del desierto del suroeste y las Grandes Llanuras del Norte están atrapadas por la megasequía, las peores condiciones de crecimiento en más de 1,200 años. Gran parte del suministro de alimentos de los Estados Unidos depende del riego abundante en el Valle Central de California y del acuífero de Ogallala, y en ambas regiones, el agua subterránea y las aguas superficiales están disminuyendo rápidamente. Para la seguridad alimentaria, la prosperidad agrícola y el bien tanto de las personas como del planeta, es crucial que empleemos rápidamente estrategias efectivas para aliviar la sequía.

“Ningún desastre natural ha causado tanta miseria humana como la sequía. Ha causado más sufrimiento y muerte que todos los demás desastres naturales combinados. Civilizaciones enteras han colapsado cuando su suministro de agua o alimentos se ha secado literalmente”. – Dale Strickler, 2018 en The Drought Resilient Farm

La sequía se reduce a dos cosas principales: la cantidad de agua que obtenemos y la cantidad de agua que conservamos y podemos darle un uso beneficioso. Nuestra capacidad para influir en la cantidad de agua que obtenemos, ya sea a través de la precipitación, la escorrentía de los vecinos o del riego, es pequeña en comparación con nuestra gran capacidad para influir en la cantidad de agua que podemos atrapar y retener en nuestra tierra. Tenemos control directo sobre muchas cosas para reforzar la resistencia a la sequía y la resiliencia en nuestras operaciones agrícolas: construcción de la biología del suelo; mantener el suelo cubierto de plantas, tanto vivas como en descomposición; establecer policultivos de plantas; trabajar con la topografía del suelo y la formación del terreno para dirigir, capturar y retener el agua para su uso en tiempos de necesidad; seleccionar cuidadosamente los cultivos y el ganado que sean eficientes en el uso del agua y estén preadaptados a los extremos climáticos; utilizar prácticas de labranza cero; la gestión del pastoreo para mejorar la salud del suelo y el vigor de las plantas; crear y aplicar hábilmente composta, biocarbonato y bioestimulantes para aumentar la capacidad de retención de agua; y muchas más técnicas probadas y emergentes.

Aquí encontrará recursos prácticos de ATTRA relacionados con la resiliencia a la sequía. ATTRA también organiza varias redes, talleres y conferencias que lo ayudarán a proteger su granja, rancho, jardín o bosque en tiempos de escasez de agua.

Temas relacionados

Personal Expertos

Linda Poole

Linda Poole

Examining soil health in hand
center-pivot irrigation over crops
Dry, cracked earth
Ellie Fleshman of Fleshman Farms in Teton County Montana USDA NRCS Flickr CC